Excavación arqueológica en el CASTILLO de SAN PEDRO DE LATARCE (Valladolid). 2011.

1 Noticias, 5 VALLADOLID. Castillo de San Pedro de Latarce 0 Comentarios »

En el transcurso de las obras de consolidación que se realizan en el castillo de San Pedro de Latarce (Valladolid) por parte de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, mediante proyecto de Fernando Cobos Guerra, se han producido importantes resultados.

El castillo es un recinto fortificado con una muralla construida mediante un encofrado de cantos rodados y argamasa de cal y arena. Se encuentra algo elevado, controlando el paso del río Sequillo, que discurre al norte.

La fortificación de San Pedro de Latarce tiene tres grandes fases constructivas:

1/ Un recinto amurallado principal, obra de Alfonso IX de León, de finales del siglo XII.

2/ Un castillo medieval con torre exterior, obra de la reina Dña. María de Molina, de comienzos del siglo XIV.

3/ Un palacio señorial, obra de la familia Bazán, de los siglos XV a XVII.

La intervención arqueológica ha afectado a dos áreas del recinto amurallado: una al interior y otra al exterior. Al interior, se ha excavado una pequeña zona, de forma alargada siguiendo la muralla en su lado noroeste, con el objetivo de determinar la potencia arqueológica de la fortificación y ver cuál era el estado de la cimentación de la muralla. En ella se han documentado dos hoyos o silos amortizados, que son anteriores a la muralla y a los niveles originales de la fortificación; y además, un suelo de cal.

Al exterior, ha aparecido el acceso original del castillo, que hasta este momento estaba oculto por un chapado de adobes. Su posible evolución sería:

1/ Una puerta simple y recta con mochetas y bóveda de sillería.

2/ Dos grandes macizos constructivos de sillería al exterior, perpendiculares y a ambos lados de la puerta, que crean un pasillo recto de acceso a ésta.

3/ Posible transformación de los dos grandes macizos en una gran torre exterior, tras ser unidos en altura

4/ Tapiado y macizado del pasillo de la parte baja de la torre que daba acceso a la puerta del recinto del siglo XII y apertura de una nueva a la derecha de la antigua.

Bordeando por el norte y el este de estos macizos se ha encontrado un suelo de canto rodado que parece ser muy posterior a toda la fortificación. También se han documentado parcialmente los restos de una báscula para el pesado de la uva, de mediados del S. XX.

Esta pequeña intervención ha dado unos resultados muy interesantes pero sería necesario plantear futuras intervenciones para poder conocer la evolución de todo el recinto y, así, realizar una obra de restauración para su puesta en valor del castillo y disfrute de la sociedad.

CASTILLO DE SAN PEDRO DE LATARCE. Historia

5 VALLADOLID. Castillo de San Pedro de Latarce 0 Comentarios »

San Pedro de Latarce (Valladolid) se encuentra en el corazón de la actual Comunidad Autónoma de Castilla y León, en un punto de importancia estratégica, sobre todo en el pasado. Se encuadra dentro de la comarca de Tierra de Campos y sin embargo roza con los Montes Torozos y la Tierra del Pan, situada en el tramo final del río Sequillo tributario del Valderaduey, afluente a su vez del Duero. Pertenece a la provincia de Valladolid limitando con la de Zamora, y al partido judicial de Mota del Marqués, su principal vía de comunicación es la autovía A-6 cuyo enlace está a 5 kilómetros de la población. Actualmente la población del municipio no supera los 600 habitantes, sin embargo la estructura urbana del municipio revela un pasado más populoso y una dilatada historia. El casco urbano se asienta en una zona ligeramente elevada de la margen izquierda del río Sequillo en el arranque de un pequeño valle que el río forma hasta el vecino pueblo de Belver de los Montes. Su ubicación está justificada por ser éste un punto de paso del río, poseyendo un puente de temprana datación.

Vista aérea de San Pedro de Latarce (Valladolid), con el castillo en primer término.

No dudamos de la segura preexistencia de moradores en estas tierras y creemos que seguramente la villa estuvo poblada con anterioridad a la construcción de su castillo, pues el pueblo vacceo ocupó mucho antes estos campos, al igual que los romanos a los que algunos historiadores atribuyen el origen de San Pedro de Latarce y otros, como Federico Wattenberg, que les atribuyen incluso la construcción del castillo. En cualquier caso, la primera referencia escrita en la que se hace referencia expresa al castelum S. Petri de Taraza data de 1203, cuando el rey Alfonso IX de León otorga el castillo a la Orden del Temple; sin embargo, en 1021, en documentos de la catedral de León ya se nombra a San Pedro de la Taraza entre los municipios en torno al Monte Taraza.

El actual pueblo de San Pedro de Latarce, como otros muchos de su entorno, tiene una larga historia, que se remonta con toda seguridad a los primeros pobladores de la comarca donde se enclava: en el siglo XI. Hasta ahora, no se ha datado con seriedad ningún vestigio arqueológico del municipio, ni se ha realizado ningún estudio histórico en profundidad sobre el mismo; sin embargo, el lugar del asentamiento, el trazado urbano y el cruce de caminos que en este lugar se produce —según Federico Wattenberg, dos calzadas romanas—, unido a hallazgos arqueológicos ubicados en su término municipal, a la antigua presencia de un puente de datación medieval o incluso anterior y, sobre todo, a la presencia del castillo, indican una actividad humana que seguramente se inició con anterioridad a la construcción de éste último.

Pensamos que fue Alfonso IX, rey de León quien a finales del siglo XII mandó construir el castillo de Sancti Petri de Taraza, como hace también otro en Belver de los Montes, a apenas 9 km río abajo, donde consta que manda construir un recinto amurallado de técnica constructiva similar a la de Latarce, adosado a un castillo que existía en la cumbre. La orden de construcción se enmarcaba dentro de las tensiones y disputas entre los reinos de Castilla y de León, ya que San Pedro de Latarce forma parte de la línea de frontera leonesa frente a la vecina Urueña castellana que se fortifica también en esta época.

Paramento exterior del castillo de San Pedro de Latarce, sin torres de flaqueo.

El castillo se sitúa en un extremo de la villa desde el que se controla el acceso por el río, que lo rodea parcialmente junto con una gran laguna o arroyo. Es una ubicación de carácter defensivo que hace presuponer la existencia previa de una posible mota u otra construcción defensiva que protegiera el puente, que suponemos construido ya a finales del XII. De este modo, el nuevo castillo se construye siguiendo la forma irregular de la mota inicial y separado de la villa, de modo que se tendrá que construir un puente levadizo para acceder al castillo desde el espacio que queda entre él y la villa.

La construcción del recinto amurallado completo no debió dilatarse mucho en el tiempo, a juzgar por la uniformidad constructiva del mismo; y ya en 1203, Alfonso IX cede el castillo a la Orden del Temple, quien lo ocupará hasta principios del siglo XIV. Desconocemos las construcciones interiores que albergaría el castillo en esta etapa, pero suponemos que serían en su mayoría de madera, apoyadas sobre los muros perimetrales y cercanas a la puerta de acceso.

En el primer cuarto del siglo XIV se produjo una batalla en San Pedro de Latarce, en la que el infante don Juan “el Tuerto” cerca a Álvar Núñez de Osorio dentro del castillo; creemos que para entonces ya se habría construido una fortaleza medieval de piedra sillar —de la que formaría parte la torre de acceso que aún se conservaba en 1786—. Este castillo medieval se habría construido durante  el reinado de Alfonso XI y bajo la tutoría de la reina regente María de Molina. El poema de Alfonso XI, donde se habla de la citada batalla, atribuye la posesión del castillo al infante don Felipe y a don Juan el ataque al mismo; ambos infantes eran regentes de Alfonso XI entre 1321 y 1325, por lo que sería razonable pensar que el castillo medieval se hubiese construido poco antes, enmarcado dentro del conjunto de castillos que mandó construir María de Molina en una etapa de tensiones internas por la regencia tras la muerte de su marido Fernando IV.

A fines del siglo XIV, la familia Bazán, un buen ejemplo de la nobleza trastamarista con raíces en la comarca de la Valduerna (León), era la dueña del castillo y de la villa. Con anterioridad, desde Navarra, donde habían sido ricoshombres y ocupado cargos relevantes, una rama de los Baztán-Bazán había emigrado a Castilla en el siglo XIII. En tiempos de Juan I (1379-1390), Pedro González de Bazán gozaba de los señoríos de San Pedro de Latarce y de Ceinos de Campos.

En el siglo XVI, la heredera de la familia, María de Bazán, cuarta vizcondesa de Palacios de la Valduerna y séptima señora de La Bañeza, San Pedro de Latarce y Ceinos, casó con Francisco de Zúñiga y Avellaneda, cuarto conde de Miranda del Castañar. El hijo primogénito de ambos, Pedro de Zúñiga y Avellaneda y Bazán, sería el primer marqués de La Bañeza. Tras el matrimonio de María de Zúñiga y Avellaneda y Bazán con su tío carnal, Juan de Zúñiga y Avellaneda, la posesión de San Pedro de Latarce pasó ya a ser dominio de los duques de Peñaranda de Duero. Será durante este periodo cuando seguramente se construya la zona palacial dentro del castillo, en su zona norte, abriéndose los grandes ventanales que hoy se presentan cegados.

 

Interior del castillo de San Pedro de Latarce, mostrando las huellas del palacio de los Bazán.

La posesión del castillo por parte de los condes de Miranda del Castañar y duques de Peñaranda de Duero se prolongó hasta finales del siglo XVIII, apareciendo citado en numerosos pleitos en años anteriores, hasta llegar al pleito de 1786 entre el conde y su arrendatario Gregorio Domínguez, del que se desprende gran cantidad de información referente al castillo.

 

BIBLIOGRAFÍA:

WATTENBERG SAMPERE, Federico (1961-2): “El Castelum Romano de San Pedro de Latarce”. En: Homenaje al profesor Cayetano Mergelina. Murcia. p. 846-860.

RUBIO PÉREZ, Laureano Manuel (1981): “Los Bazán. Un linaje leonés con señorío en la Baja Edad Media”. Tierras de León: Revista de la Diputación Provincial, 21, 43. p. 70-87.



 

© 2017 WP Tema & Iconos por N.Design Studio
- lb2-blog
Entradas RSS Comentarios RSS Acceder